Lo que me llevaría a una isla desierta

fraser-island-1976110_1920

Sin duda, a una isla desierta llevaría a alguien con quien compartir la vida. La respuesta podría ser esta: somos seres sociales.

En la vida necesitamos compartir experiencias, amor y también la ayuda de otros hombres para poder sobrevivir. Si esto se necesita en sociedad, cómo no se va a necesitar en la soledad de una isla desierta.

Este es mi sentimiento; sin embargo, en mi pensamiento cabe algo más… y es que el hecho de que yo lo sienta así no implica necesariamente que los demás lo vivan del mismo modo, a pesar de ser seres sociales por naturaleza.

Quizá, esto último sea un matiz generalista y la excepción que confirma la regla, porque es igualmente cierto que en este mundo convivimos con algunos seres que parecen o son antisociales, o tal vez, sea una paradoja…

Santiago

Anuncios

Naturaleza y bienestar

jungle-1807476_1920.jpgExisten muchas formas de vivir la naturaleza. Desde contemplar un horizonte, un amanecer, una puesta de sol; estar por el mar y contemplar la playa… Verdes, muy próximos, los parques en plena ciudad; parques naturales del Pirineo o de la zona Ibérica, todos ellos tienen muchas variedades de plantas.

Los beneficios de la naturaleza para la salud son múltiples. Se respira mucho mejor, se tiene sensación de que se ensanchan los pulmones y si se camina, por ejemplo, se siente bienestar en todo el cuerpo, relajación, etc…

Además, el contacto con la naturaleza ayuda a la imaginación, contribuye a que nos sintamos en armonía con nosotros mismos y con los demás; a sentir paz, templanza, sentir amor con todo lo que nos rodea y, en general, todo esto beneficia nuestro estado de ánimo y nuestra salud.

La naturaleza entra por todos los poros de nuestra piel,  traspasa horizontes (equilibra nuestras hormonas, ayuda al sistema nervioso, relaja los músculos,  favorece el bienestar físico y mental, por lo que repercute en nuestra salud global.

Por todo esto creo que los beneficios de la naturaleza son incuestionables.

Mª Jesús

El caballo, un animal especial

horse-1401914_1920El caballo es un animal de hermoso aspecto, que puede ser de distintos colores.

Además, es dócil y alegre.

Me encantaría montar a caballo por una playa salvaje.

Los niños disfrutan con los caballos y, además, les sirve de terapia ante muchos problemas.

Yo pienso que es importante conocer el carácter del animal si te vas a montar en él, aunque, en general, si lo tratas bien, este animal te lo devuelve con cariño.

A los caballos se les educa para que obedezcan al jinete.

El saber montar a caballo aporta muchos beneficios a las personas. Yo creo que te puede dar serenidad y seguridad en ti mismo y al cuidarlo, puedes mejorar tu sentido de la responsabilidad.

En definitiva, yo creo que la relación que se establece entre caballo y jinete es especial.

Isabel Garde